Tiendas online

El E-commerce, diferencias con el e-business y formas según el perfil comercial

Si bien el comercio electrónico se encuentra en pleno auge, y ha apoyado de manera decidida las iniciativas convencionales de empresas, numerosas personas todavía no tienen claro lo qué es verdaderamente.
Por ello, nuestro objetivo mediante este artículo es clarificar esas dudas, suministrar una definición comprensible, establecer su contraste con otros términos semejantes y presentar los detalles de algunos tipos de e-commerce que hay.

Definición de e-commerce
El comercio electrónico se trata de un método de compra y venta de mercancía y servicios que usa Internet como vía principal de canje. Es decir, es un comercio que tramita los cobros y pagos mediante medios electrónicos.
Diferencias entre e-commerce y e-business
Son conceptos que se confunden con frecuencia, si bien realmente no tienen nada en común. El e-commerce solamente se relaciona con la transacción de productos y servicios entre un consumidor y un vendedor, en tanto que el e-business refiere a todo el sistema que se debe ejecutar para tramitar un negocio online.

Algunas de las partes del e-business son:

  1. Inbound marketing.
  2. Promociones de ventas.
  3. Gestión del stock.
  4. SEO.
  5. Email marketing.
  6. Etc.

Se debe destacar que el concepto de e-business es más extenso que el de e-commerce, e inclusive, el e-commerce es parte de él al constituir una clase de modelo de negocio.

Formas de comercio electrónico según el perfil comercial
El campo del e-commerce es muy extenso y se pueden hallar numerosos tipos diferentes de modelos. En esta oportunidad se hará una clasificación en función de quién vende y quién compra, es decir, según el perfil comercial.
Cada empresa posee una clase de cliente al cual orienta sus acciones, de acuerdo a esto se pueden clasificar en:

  • B2B (Business-to-Business): compañías cuyos consumidores finales son otras organizaciones. Un ejemplo ilustrativo de esto sería una tienda de venta de materiales de construcción que se orienta a arquitectos, paisajistas o interioristas.
  • B2C (Business-to-Consumer): es cuando las compañías venden de forma directa a los clientes finales del producto o servicio. Es el más habitual y existen millares de ejemplos como tiendas de zapatos, electrónica, de moda, y un largo etcétera.
  • C2B (Consumer-to-Business): sitios web donde los clientes anuncian un producto o servicio y las compañías pujan por ellos, es decir, ofrecen dinero. Son los tradicionales portales de trabajo freelance como Adtriboo, Twago, Nubelo o Freelancer.
  • C2C (Consumer-to-Consumer): se da cuando una compañía que simplifica la comercialización de mercancía de unos clientes a otros. Un claro ejemplo de esto sería Wallapop, eBay, o todo portal de comercialización de 2º mano.

Aparte de estos tipos de comercio electrónico, hay otros menos difundidos como la C2G (Consumer-to-Goverment), G2C (Goverment-to-Consumer), o B2E (Business-to-Employer).

Como hemos podido haber visto, el comercio electrónico sobrepasa la concepción de ser exclusivamente una sencilla comercialización de mercancías en una tienda. Aunque es un poco más complejo que esto, en la práctica es más fácil y se presenta a diario. La tarea final es identificar qué tipo de negocio online tienes o pretendes montar, a los fines de poder documentarte más en él.