Tiendas online

E-commerce modelos de negocios en el comercio electrónico

Nadie duda del auge por el que pasa el comercio en línea; cada vez somos más los que pensamos que esto solo empieza y que el futuro nos traerá nuevas maneras de aplicarlo.

Muchas personas o empresas desean participar en esta corriente de ventas en la red, algunas quieren iniciar desde su nacimiento algún negocio online y otras desean migrar sus tiendas físicas o establecer una presencia de éstas en la web.

Cualquiera sea el caso, se debe partir de una investigación seria y razonada de lo que se quiere hacer y cómo hacerlo. Hemos escuchado de situaciones en las que alguien dice que tiene intenciones de abrir una tienda online y al preguntarle qué va a vender, la respuesta es que aún no sabe.

El e-commerce es como un rio comercial caudaloso, podemos navegarlo pero debemos estar preparados. Es el medio ideal para llevar un buen negocio; pero no es el negocio en sí mismo. Es un canal ideal para la promoción y ventas con grandes mercados al alcance pero debe existir la idea y el desarrollo de ésta para lograr los objetivos.
Lo primero que debemos hacer es definir muy bien qué productos o servicios vamos a ofrecer y a quién; solo a otras empresas (B2B) o únicamente a consumidores finales (B2C); a ambos (B2B2C) o a algún otro sector. Cómo los vamos a distribuir y qué estrategia vamos a usar para su promoción. Por ejemplo se puede tener intención de el diseño de tiendas online con productos que ya se comercializan fuera de línea o se puede buscar ganar dinero con una página en internet vendiendo espacios publicitarios. Como ves son variadas las opciones.
Para ayudar en esta decisión, detallamos a continuación algunos modelos de negocios para el comercio electrónico.

Publicidad.
Uno de los negocios en internet es la publicidad. Una página web con alto tráfico es atractiva para vender espacios publicitarios. El sitio online debe aplicar todas las estrategias dirigidas a generar un volumen considerable de visitas que permita que sea oportuna para que otras compañías compren sus espacios para mostrar banners y cualquier otro tipo de anuncios que le permita promocionarse.

Suscripción.
Se basa en un sistema en el que se ofrece un producto o servicio que el cliente va a usar o a consumir en forma repetida o periódica, y que mediante una suscripción, le permite por un costo fijo, acceder a determinadas cantidades o incluso a cantidades ilimitadas; esto depende del tipo de producto o servicio ofrecido. Por ejemplo alguna publicación semanal o el desbloqueo de algún contenido mediante la suscripción Premium.

Afiliación.
Hay variedad de empresas que tienen un programa de afiliados, el cual consiste en el pago realizado por éstas a cambio de una acción determinada. Por ejemplo la recomendación o la obtención de datos del usuario por medio de un formulario. O que determinado cliente que fue enviado desde nuestras plataformas realice una compra o que lo haga directamente en nuestro sitio. En fin, son muchas las maneras en que las empresas manejan los términos y pagos con sus afiliados.

Freemium.
Se trata de una estrategia de comercio electrónico en la cual se ofrece un producto o servicio digital en forma gratuita, como una versión de prueba o con funciones limitadas para que el usuario sienta la experiencia de su uso y quiera acceder a una versión completa que sí tiene un valor.

Tiendas en línea.
Es el sistema convencional de comercio llevado a internet. Ofrecemos un producto o servicio mediante plataformas creadas para ese fin y que pueden ser propias o de terceros. Los consumidores interactúan con la tienda mediante su PC o teléfono móvil para realizar sus compras.

Existen muchos sistemas y modelos de negocios en el e-commerce, podemos adaptar uno o varios a nuestras necesidades, todo dependerá de lo que esperamos de nuestro emprendimiento online. En todo caso, siempre se trata de llevar la mayor cantidad de usuarios a nuestros espacios y concretar acciones.