Diseño gráfico

Identidad corporativa ¿Quién es mi empresa?

Si habláramos de alguien diríamos que es su personalidad, su carácter o su forma de proceder y cómo se muestra a los demás. En una compañía o empresa podemos decir que es su esencia, y lo definimos de esta forma porque si buscamos el significado de esta palabra encontraremos lo siguiente: “Lo que constituye la naturaleza de una cosa”.
La identidad corporativa es el conjunto de características, tangibles e intangibles, que definen la organización y su percepción tanto internamente en sus colaboradores y empleados como externamente en los consumidores, usuarios o clientes. Determina su filosofía empresarial, su conducta y su imagen.

A diferencia de una persona, en cuyo caso los rasgos o características difícilmente pueden ser alterados –sin entrar en detalles-, o cambiar su personalidad puede requerir un esfuerzo titánico. Para las empresas, basta con sentarnos a planificar y desarrollar su imagen y su conducta, y depende de lo que esperamos lograr, la forma en que modelemos estos aspectos a conveniencia; obviamente esto requiere investigación y estudios previos, pero lo que queremos decir es que somos nosotros los que le damos su personalidad e imagen a la empresa.

Hay principios empresariales que integran las características de una compañía, que se han mantenido a través del tiempo y que forman parte de su identidad:

Misión. Qué hace la compañía, a qué viene, por qué esta aquí ahora.
Visión. Cuáles son las aspiraciones de la organización, a dónde quiere llegar, cómo se ve en el tiempo.
Valores. Cuáles son los métodos usados para generar sus ingresos, cómo es la relación con sus empleados, como es el trato con el medio ambiente, qué aporte hace a la comunidad.

Estos tres preceptos se agrupan en una pregunta casi de carácter estrictamente filosófica que la hemos visto con frecuencia en páginas de diferentes compañías.

¿Quiénes somos?

Y es que el concepto de identidad corporativa abarca todos los aspectos del funcionamiento cotidiano de nuestra organización, el tipo de productos que desarrollamos o vendemos, las condiciones de nuestras instalaciones y la manera en que nos comunicamos interna y externamente.

No es por casualidad que vayamos a sitios de la misma marca en diferentes ciudades o países. Lo hacemos porque sabemos lo que nos vamos a encontrar, si es comida, la higiene de sus instalaciones por ejemplo o la atención. Y esto sucede porque está planificado para ser así, está escrito dentro del diseño gráfico el manual de identidad corporativa que todos los participantes de la organización conocen porque la información es transmitida desde la punta de la pirámide corporativa a nivel de alta gerencia hasta el personal de limpieza. Todos participan para que funcione, como los órganos de nuestro cuerpo que deben actuar de forma articulada para lograr el más mínimo movimiento, así debe ser el comportamiento de nuestra empresa, y esto se logra a través de reglas claras conocidas como identidad corporativa.

Estas reglas definen quién es la empresa y cómo va a ser percibida por los consumidores. Deben ser escritas en un manual para que puedan ser apreciadas permanentemente y su información compartida con facilidad. Esto crea protocolos estrictos de comportamientos en todos los ámbitos de la organización que pueden ser reglamentados partiendo siempre del principio de identidad corporativa creado.

Como vemos se trata de coordinación y orden con entusiasmo y buena actitud.