Tiendas online

Las tiendas online y sus beneficios para la empresa

Si vemos la tienda online como una extensión de la empresa en internet, no todas la necesitan; en ocasiones, sólo con tener una página web profesional es suficiente, no obstante, si estás pensando dedicarte de lleno al comercio electrónico o e-commerce, sin duda que necesitas una tienda online.

Todavía es frecuente hallar empresas que comercian productos e ignoran las oportunidades que Internet pone hoy en sus manos.

¿Qué es una tienda online?
Es más que una simple página web. Se trata de una página que está diseñada para vender y para hacerlo automáticamente. Sus particularidades de diseño y arquitectura web se orientan únicamente a lograr más ventas y aligerar el procedimiento de compra. No hablamos de una web corporativa, donde figuran los datos de tu compañía y se aguarda que los clientes contacten por e-mail, redes sociales o por teléfono.
En tiendas online existe un catálogo extenso de mercancías con sus respectivos precios y peculiaridades, donde es suficiente con cliquear unos botones para que se registre un encargo en el banco de datos. La gerencia solamente debe realizar el envío del producto la mercancía a la dirección señalada.

Características de las tiendas online
Para que una tienda en Internet nos sea de utilidad debe presentar los siguientes elementos:

  • Productos: imágenes, propiedades y costos. Lo deseable es que se encuentren organizados y separados por categorías o secciones.
  • Formas de pago: lo ideal es que se brinden todas las figuras de pago que sean factibles e inclusive se ofrezca la factibilidad de comercializar en otros tipos de monedas para acercarse a un mercado globalizado.
  • Carro de la compra: disponer de un vistoso carro para la compra es fundamental a objeto de conseguir que las ventas se efectúen con rapidez y de forma segura.
  • Registro de usuarios: es muy favorable para fomentar la fidelidad del usuario. No obstante, cuantiosas compañías que usan software de conformación de tiendas online no lo usan.
  • Ponderaciones y comentarios: al estar en la web 2.0 todo producto debe brindar la factibilidad de poderse comentar, compartirse en redes sociales y ponderarse con estrellas de 0 a 5.
  • Diseño seductor: una apropiada página principal y un diseño atrayente es decisivo para comercializar por Internet. Contar con instrumentos como un “slider” o diapositivas contribuyen en gran medida a las ventas. Igualmente, una conveniente colocación de los productos.

De qué manera ayudan al pequeño comercio

  • Como se ha señalado, su propósito es vender rápido por Internet. Por ello igualmente es de importancia atender el posicionamiento web de tu tienda. Si decides echarla a andar, estos serían los beneficios que lograrías.
  • Venderías en un mercado globalizado permanentemente, y sin horarios. Puedes comercializar donde quieras y lograr nuevos clientes en distintos sitios del mundo.
  • Lograrás realizar más rápido los ciclos de comercialización: cliquear unos botones es simple y los clientes no requieren movilizarse para realizar la compra.
  • Reducirás costos: inclusive, con el trascurso del tiempo, no te hará falta un local, y hasta llegar al punto de que ni siquiera requieras poseer los productos.