Tiendas online

Tiendas online con más o menos oportunidades en tiempos de crisis

El desarrollo del comercio mundial se ha visto impacto este año 2020, el cual pasará a la historia como uno de los más complejos por la crisis generada del Covid-19, que ha quebrantado todos los aspectos de la vida de los ciudadanos a nivel mundial.
Sin embargo, esto ha demostrado el poderío del e-commerce, y lo que venía comportándose como una simple tendencia: el desplazamiento de tiendas convencionales a plataformas de negociación electrónica, se ha afianzado como una necesidad.

No obstante, en este estallido de desarrollo del ecommerce, no todo lo que se vende -productos y servicios- ha salido favorecido. Ciertos rubros que venían acaparando las ventas, han descendido de sus pedestales y otros, que se consideraban categorías secundarias, se han elevado a lo más alto del podio.

El e-commerce sigue siendo alternativa de las tiendas online
Para nadie es un secreto que el ecommerce se ha desarrollado ampliamente. En países como España se habla de un desarrollo mayor al 25% anual y en México se aproxima al 30%, antes de la crisis del Covid-19.
Para este año el e-commerce ha aumentado más del 50% a nivel general – o sea, como sumado a todas las acciones de las tiendas online - no obstante, algunos rubros han mermado su crecimiento.

Por supuesto, los cambios que se han producido no han sido iguales en todos los mercados. Pero, independientemente del país, pareciera haber un patrón. Para ilustrar esto se presenta una lista de dos categorías: Productos y negocios que han bajado sus ventas, y productos y negocios que han incrementado sus ventas.

Rubros que han bajado sus ventas por internet este año 2020

Turismo
Transporte terrestre, aéreo y marítimo y sus servicios, agencias de Viaje y Turismo, Hoteles y alojamientos; y en general todo el sector turismo y de los viajes ha mermado significativamente.
Las cuarentenas y restricciones sanitarias han incidido para que este sector no funcione con normalidad. Son más que evidentes las razones por las cuales en este momento no es recomendable vender ni productos ni servicios vinculados con viajes y turismo.

Moda y complementos
Por trayectoria, este es un sector que constituye uno de los mayores motores del e-commerce, sin embargo, se ha visto impactado por la pandemia. Ciertamente, la moda no es un área preferencial en tiempos de crisis, para buena parte de los compradores.

Se trata de un sector que va de lo semi-lujoso al lujo total. Esto lo ubica en un limbo delicado: por una parte, la moda de lujo continúa y proseguirá comercializándose, incluso, en ciertos países se ha incrementado -caso de Italia.
La razón de este fenómeno es que el consumidor de lujo posee recursos, incluso en medio de la crisis económica. No obstante, la mayor parte de los atuendos de la moda no son de lujo; es de lo que llaman de “a diario”, y se le asume de semi-lujo porque corresponde a compras impulsivas y no a necesidades verdaderas.

La mayoría de las personas, cuando compra ropa, lo hace por placer y no por necesidad. Indudablemente, que este es un tema de discusión y de debate, por cuanto nadie tiene la última palabra al respecto.
Las ventas en este rubro han descendido notablemente, porque su patrón de negocio se basa en la venta en físico, pero también, porque esa mercancía, no es prioridad en los requerimientos de compra de los consumidores para estos momentos de crisis.
Esto no significa que no se pueda comercializar moda en tiendas online. Si te sabes adecuar, puedes revolucionar tus productos para ajustarse a cualquier requerimiento del mercado de la moda.