Tiendas online

La ciencia detrás del neuromarketing: cautivar al cliente

Conocer lo que el consumidor realmente necesita es, sin duda, una de las tareas más complicadas para cualquier empresa que busca llevar un producto o servicio al alcance del público. Ellas saben perfectamente que el éxito de sus ventas radica en poder ofrecer calidad a sus clientes; calidad que les permita satisfacer las necesidades que tanto quieren. Es así que, a lo largo de los años, se ha venido desarrollando e implementando una nueva técnica de estudio de mercado llamado Neuromarketing.

El Neuromarketing combina dos grandes cambios, uno de ellos, el ya conocido marketing en el diseño de tiendas online, que se encarga de estudiar el sector de mercado que una empresa planea manejar, para buscar acciones efectivas que generen un mayor impacto, pero, enfocándolo hacia la primicia de esta rama: Llegar a la necesidad más elemental del cliente; sus aficiones y disgustos, que permitan a la compañía conocer el problema de raíz y ofrecer soluciones personalizadas.

El éxito de este modelo de trabajo se debe a que permite situarse en los zapatos del consumidor, sabiendo todo lo que realmente desea obtener, generando empatía y asegurando que el producto o servicio, tenga aspectos más humanos, y no un esquema artificial o genérico que a muchos les disgusta, porque no ofrece soluciones innovadoras.

Durante mucho tiempo, se ha implementado la idea de que se deben vender las bondades del producto o servicio, pero este aspecto genera situaciones desfavorables ya que no representa un verdadero beneficio para el cliente. Es por ello que el Neuromarketing transforma ese paradigma y lo traslada al hecho de vender lo que el producto o servicio puede hacer por el cliente; a qué necesidades apunta y cómo sus características impactan, de forma positiva, con las personas.

Es de suma importancia, dotar al producto o servicio con características humanas, que sean capaces de llegar al entendimiento y empatía de las personas; sí ellas se sienten identificadas con la esencia que transmiten, las posibilidades de que se inclinen a usarlo, aumentarán considerablemente. El hecho que un producto tenga la posibilidad de hablar por sí solo, o que tenga su propia personalidad, es el punto de meta que se debe conseguir para que deje una huella en el pensamiento de las personas. Muchas marcas han trabajado durante años para que sus productos o servicios puedan dejar un legado en el mercado mundial, que les permita mantenerse en la cima del éxito y la satisfacción colectiva.

A medida que pasen los años, el Neuromarketing será una característica principal que toda empresa empleará en sus productos o servicios, ya que esta ciencia permite conocer todo el abanico de necesidades que las personas tienen, y que tanto buscan satisfacer. De la mano con la tecnología, este proceso irá evolucionando, hasta convertirse en un entorno autónomo, que logre descifrar las nuevas demandas y tendencias de los consumidores en el mercado, generando de esta forma, que se puedan tomar decisiones efectivas, en un corto, mediano o largo plazo, que generen un beneficio mutuo, tanto para las empresas como para sus clientes potenciales.