Tiendas online

E-commerce distintos modelos de negocio

El universo online, aun cuando tiene cierto tiempo en auge, es un sector con poca madurez. Las variaciones tecnológicas son permanentes, y los jóvenes negocios online que nacen, responden a los nuevos requerimientos creados.
En este sentido, previo a comenzar algún tipo de negocio online debes saber cuál es el modelo en que está encuadrado.

Como has de comprender, son varios de distinta naturaleza que van desde los parámetros de emprendimiento más convencionales a las más innovadoras y originales en donde deberás encuadrar tu comercio electrónico antes de llevarlo a cabo.

En este orden de ideas, se presentan los modelos de negocios en ecommerce o comercio electrónico. De acuerdo a cómo se produzcan los ingresos o de cómo se efectúe el canje entre consumidor y vendedor, se pueden clasificar en:

  • Tienda online con mercancía propia: resulta lógico pensar esto al referirse a e-commerce. Serían las mismas propiedades que un comercio físico, pero en versión online; conservando la naturaleza de la empresa y sus mismos principios.
  • Dropshipping: de entrada, para el consumidor todo finge ser igual que un e-commerce convencional. Lo distinto es que el comerciante no remite el artículo, en su lugar lo hace un tercero. Se ha desarrollado tanto esta modalidad que incluso hay guías de proveedores de dropshipping.
  • E-commerce de afiliación: antes del proceso de compra se encuentran los negocios de afiliación. En esta clase de negocio la tienda no manda el producto, y tampoco el cierre de la venta se lleva a cabo en su plataforma.

Lo que hacen es remitir o referir al consumidor a otra tienda, la cual le paga un porcentaje al ratificarse la venta. El ejemplo más ilustrativo de esto son las afiliaciones que se hacen con Amazon. En caso de que te interesen estos modelos, puedes revisar contenido sobre marketing de afiliación.

  • Membresía: persigue compras reiteradas. La manera de lograrlo es mediante una suscripción periódica, bien sea semanal, mensual, bimensual, etc. Esta clase de membresías está tomando auge con las denominadas “cajas sorpresa”.

Se trata de una caja que se remite mensualmente con productos. Un ejemplo de esto sería una caja mensual con cervezas artesanal. En vez de negociar una sola vez el producto, se brinda la oportunidad de recibirlo con una cierta periodicidad.

  • Marketplace: consiste en una tienda de tiendas. Se trata de una web donde distintos vendedores ofertan sus productos de una o varios tipos. Amazon igualmente, es un modelo de marketplace. Si bien además opera como e-commerce convencional, cualquier persona puede comercializar en su plataforma a cambio de un oneroso porcentaje.
  • Servicios: una empresa de comercio electrónico no solamente debe ser para comercializar productos. Formación, consultorías, o cualquier canje de tiempo por dinero es una alternativa muy factible para comenzar sin peligro.

Como se había señalado, los adelantos en este campo del Internet ocurren diariamente, esto presume que novedosos tipos de e-commerce seguirán surgiendo permanentemente, los cuales darán respuesta a las nuevas necesidades que vayan apareciendo.