Tiendas online

Crea tu e-commerce paso a paso

Si ya sabes en qué consiste un e-commerce, y tienes el panorama general de sus ventajas y desventajas, puedes comenzar a conformarlo paso a paso.

La idea
Si ya tienes una idea comienza por darle forma, de no ser así y aún no tienes con claridad lo que deseas como negocio online, existen algunos métodos para revelar probables oportunidades.
Todos ellos están basados en poner a volar la mente y estar pendiente de ver con ánimo emprendedor toda situación diaria.

Al caminar por la calle date cuenta los negocios físicos que podrían desarrollarse también en Internet. Razona sobre tus necesidades, y en las de la gente a tu alrededor: ¿qué utilizan diariamente? ¿de qué cosas se quejan?
No debes sacrificar tus paseos para esto, mejor define un día y una hora determinada para lanzarte a la calle a captar ideas.

Observa los atuendos de la gente, cómo es su actitud. Registra cada idea que pase por tu mente. Siempre reflexiona en función de solucionar las dificultades a las personas. Debe quedar fijo en tu mente que no vas a vender productos sino a resolver problemas.

Análisis de la idea
En este paso debes decantar las ideas iniciales hasta preferir una o varias. Esta será la que estudiarás como idea de tu e-commerce:

  • Proposición de valor: ¿qué valor proporciona? ¿cuál es la necesidad que resuelve?
  • Mercado: ¿es una mercancía nueva? ¿es un artículo en existencia, pero con propiedades innovadoras?
  • Competencia: ¿quiénes están cubriendo para el momento esa necesidad que has descubierto de tus potenciales consumidores? ¿puedes superarlos?
  • Demanda: ¿esa dificultad que piensas solucionar que vas a resolver está generalizado como para que surja una demanda considerable? Verifica cuántas personas están solicitando en Google el tema. Puedes realizarlo mediante el Keyword Planner.
  • Dificultades: haz una lista de otros problemas que pueden surgir (técnicos, de competencia, amenazas, etc.).
  • Estrategia

Diariamente se legalizan cientos de nuevas compañías, pero la mayor parte se lanzan al ruedo y salen a ciegas, sin una estrategia personalizada.

Pero la trayectoria exitosa de tu e-commerce pasa por tener claro hacia qué parte se dirige y con cuáles son los medios para lograrlo.
En este sentido es de ayuda formularse las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo es nuestro cliente objetivo?
  • ¿Qué nos hace pensar qué nos va a elegir antes que a nuestros competidores?
  • ¿Nuestros productos serán más económicos?
  • ¿Qué cosa definen nuestros consumidores?
  • ¿Cuáles son los objetivos de nuestra empresa? ¿Cómo creceremos?

Plan de acción
En esta etapa se deben definir acciones concretas que respondan a la táctica diseñada.

Algunas sugerencias serían:

  • Nombre: Debes seguir el patrón básico: que sea breve, de sencilla pronunciación y que se encuentre disponible el dominio.com y en las importantes redes sociales.
  • Alojamiento: una empresa online requiere de un servidor donde hospedarse.
  • Identidad corporativa: aparte de los colores o el logotipo, se destacan los valores a proyectar, la verdadera naturaleza de la marca.
  • Sitio web: ¿Quién conformará la web? En caso de no ser tú un experto, requerirás de algún técnico.
  • Visibilidad: realmente es una de las partes más importante, pero también la que más se omite. La mayor parte de los emprendedores se empeña en contar con un excelente producto y una elegante web donde comercializarlo, pero no reflexionan en la forma de llegar a sus consumidores.