Posicionamiento SEO

Enamorando con marketing de contenido en las redes sociales sin morir en el intento

Las imágenes dicen mucho a simple vista, pero si el texto no conquista, realmente el feed back como tal no se genera, y por ende, queda una fotografía que solo funcionará para el recuerdo de un álbum. Imagina que conoces a alguien con una apariencia increíble, pero al momento de la conversación, no existe química, no enamoras.
Muchas son las maneras en las que puedes conquistar a través del marketing de contenido, con palabras persuasivas, atractivas y de gran convencimiento.

Las estrategias son vitales para que atrapes como nunca, he incentives hacia la retroalimentación, de manera que los usuarios multipliquen su participación y generes más allá de un simple “me gusta”, un corazón o “like”.

Consejos para enamorar con Marketing online SEO - SEM de contenido en redes sociales

¿No quieres desilusionar y que el amor se vaya? Pues, los consejos más eficaces que puedes aplicar al momento de escribir en las redes sociales están a tu disposición para que desarrolles un marketing de contenidos súper rentable y con excelentes resultados. Estos se enumeran a continuación:

  1. Imprescindible conocer a tu público objetivo. Debes saber a quién te diriges, cómo se expresan, qué tipo de temas les gusta, para que, al momento de formular una interrogante, se sientan motivados para comentar.
  2. Sé breve sin hacer extensiones innecesarias. Dice un dicho por ahí: “A buen entendedor, pocas palabras bastan”. Lo mejor que puedes hacer es llegar al grano en redes sociales, de manera que el usuario entienda al momento mientras está caminando por la calle o haciendo cualquiera de sus actividades cotidianas. El hecho de apartar tiempo para dejarte un comentario, es importantísimo para añadir valor a tus publicaciones.
  3. Utiliza palabras claves que llamen a la acción o que coincidan con los acontecimientos del momento. Actualízate, infórmate sobre lo más novedoso que pueda servirte para atraer el interés del público.
  4. Humaniza tu contenido. Puedes contar experiencias reales de la cotidianidad, profesión o según sea tu temática. Seguramente más de uno se identificará contigo.
  5. Participa en los comentarios. Una respuesta a la participación, te puede ayudar a generar más interacción y hasta temas nuevos logran surgir durante el proceso. A nadie le gusta que lo dejen hablando solo y el texto tiene la particularidad de dejar evidencia.
  6. En ocasiones puedes argumentar. La oportunidad de basarte en testimonios o teorías puntuales pueden reforzar tus ideas y consolidarlas.
  7. Colocar al menos cinco hashtag con relación a tu contenido y conforme a lo que esté en boga. Indicará el camino exacto hacia tu publicación, dándole mayor empuje y vistosidad.

Lo que logras cuando se enamoran de tu contenido

Una vez que captas la atención y que te leen, sin duda alguna que los beneficios son innumerables para tu imagen, marca, producto o servicio. En resumen, se pueden destacar los siguientes logros:

  1. Aumento del tráfico de potenciales clientes en tus redes.
  2. Convertirás a visitantes en seguidores y muy probablemente, compradores.
  3. Conseguirás repost de tu contenido, captando más número de visualizaciones en otros entornos virtuales, expandiendo tu alcance de usuarios.
  4. Los comentarios suelen generar debate y multiplicación de nuevas voces, destacando significativamente las publicaciones y hasta etiquetados para convidar a nuevos participantes (se propaga tu producto).
  5. Generar credibilidad, confianza y aceptación.

¿Se puede morir en el intento?
Es posible durante el proceso, al no realizar un estudio previo o no estar claro sobre el propósito en sí de tu contenido, pueda desvanecerse en el tiempo y muera en el intento. Esto trae como consecuencia la desmotivación del usuario, ya que se evidencia la inexistencia de conocimiento, claridad y seguimiento sobre lo que realmente se quiere lograr. Una publicación con data desactualizada propicia desconfianza y poca atención.
Preguntas que debes hacerte.

Antes de comenzar, es vital hacerse las preguntas claves para realizar un verdadero marketing de contenidos. Por ejemplo:

¿Qué domino o conozco bien?
¿Quién es mi público?
¿Qué les gusta?
¿Qué temas puedo compartir que sean novedad o de interés?
¿Qué deseo lograr con la publicación?
¿En dónde puedo publicar el contenido que se proyecte más atractivo hacia mi público?

Es necesario identificarse con el contenido, manejarlo, entenderlo y propiciarlo de forma estratégica. Nada más distintivo que enamorar inteligentemente con las palabras indicadas, que proyecten tu seguridad, al mismo tiempo que diriges a tu público hacia donde deseas lograr el objetivo.