Tiendas online

Tiendas online y la experiencia de los usuarios

Al comprender de qué se trata la experiencia de usuario y advertir que es una expresión mucho más trasversal de lo que aparenta, estamos preparados para enfocar su vinculación con el e-commerce.

La mayor parte de los e-commerce tienen una apariencia estándar, pero si deseamos personalizar totalmente nuestro sitio web podemos usar herramientas y CMS como Opencart. En muchas oportunidades las tiendas online presentan una lógica visual parecida y se orientan por una navegación simple e instintiva. Esto se vincula directamente con la UX.

Las compras online siguen un mismo patrón, al cual nos hemos adecuado: se busca el producto, detallamos sus características, lo colocamos en el carro de compra y seleccionamos la opción de pago. Realmente no es algo complejo, por ello se aligera el paso por el túnel de ventas.

Este proceso lo conocen los expertos, por ello nos muestran tiendas online que nos facilitan adquirir un producto sin tener que parar a meditar mucho. Esto se traduce en una experiencia de usuario muy positiva.
Al ingresar a una página y hallar un producto económico, y aparte de eso, el procedimiento de compra ha sido fácil, entonces mi experiencia de usuario ha sido favorable. Esto se interpreta en que es muy probable que haga de nuevo una compra en ese sitio online, inclusive, lo recomienda. O sea, que una experiencia de usuario favorable trae consigo la fidelidad del cliente.

Factores fundamentales de la experiencia de usuario en un ecommerce
Existen cinco elementos que poseen influencia directa en cómo se llevará a cabo la experiencia del visitante en una tienda online:

  • Estética: aunque no es lo más significativo, y existen tiendas online que han tenido éxito a nivel mundial sin presentar una estética esmerada, como el caso de Amazon; debemos tener presente que la primera impresión se queda fija en el usuario, de manera que la estética del ecommerce debe ser lo suficientemente atrayente para que resuelva permanecer allí.
  • Usabilidad: un diseño atractivo no es de utilidad si después el visitante no puede hallar lo que busca. Lo práctico y funcional deben ser características de una tienda online.
  • Arquitectura de la información: los contenidos en una web deben estar bien organizado, por cuanto unos son más importantes que otros, de manera que el usuario vea primero la información más relevante.
  • Flujos de interacción: se aplica a los fines de que el usuario conozca cuál es el paso siguiente que debe dar, es decir, que el internauta no se halle perdido en nuestra página. Por ejemplo, partiendo de la ficha del producto, pueda incorporarlo directamente en el carrito de venta y observar con claridad las opciones de continuar comprando o cancelar.
  • Contenido: define si el usuario se transforma o no en cliente. Se debe considerar que al hacer una compra online el visitante no puede ver ni analizar el producto, de manera que debemos suministrar todos los datos posibles, así como fotografías de buena calidad. De esta manera puede tener una idea clara sobre el producto y qué utilidad le puede deparar.

Un consejo para optimizar la UX en sus tiendas online
Son innumerables las cosas que puedes realizar para lograr que tu ecommerce deje bien impresionados a los visitantes. Es posible que no realicen una compra en su visita inicial, pero si su experiencia de usuario ha sido favorable, da por descontado que terminarán regresando y adquiriendo el producto que más les interesa.

Activa los tiempos de carga
Para nadie es un secreto que el consumidor actualmente es impaciente, de manera que si una página demora demasiado en cargar no aguardará y se marchará a otro sitio. Esto incrementa la tasa de rebote, lo que desagrada a Google, que podría castigarte posicionándote unos puestos más abajo en la página de resultados.
Perfecciona tu web lo más posible para que cargue de manera rápida. Con los motores de comercio electrónico como Shopify esta tarea técnica te resultará más fácil.